02 de Floreal del Año CCXXIV, día del Roble

viernes 21 abril 2017

    El Roble, roble fresnal o roble carballo, Quercus robur, es un árbol caducifolio de gran porte, que puede llegar a medir más de 40 m de altura y a vivir más de 1000 años.

   Crece en suelos profundos, frescos y moderadamente secos a húmedos, en zonas de calor moderado y con alguna humedad.

                     

    Tiene raíces bien desarrolladas y profundas. La copa es amplia, globosa y regular.

    El roble presenta un tronco más o menos recto, de corteza grisácea o blanquecina y lisa hasta los 20 años, después se vuelve parduzca, gruesa y se agrieta longitudinalmente. Las ramas son gruesas y algo tortuosas.

    Las hojas son grandes, de 5 a 18 cm de largo y 3 a 10 cm de ancho, de color verde intenso, más pálidas en el envés y con la nervadura bien marcada. Tiene forma ovada u oblonga, presentando lóbulos desiguales y redondeados.

    Florecen en primavera, en los meses de abril y mayo. Las flores son unisexuales, las masculinas crecen agrupadas en inflorescencias colgantes, de color verde amarillento, con 5 a 13 cm de largo. Las femeninas se disponen en grupos de 2 o 3, rodeadas por un involucro formado por varias escamas.

            

    El fruto del roble es la bellota, que presenta forma ovada u oblonga y un tono pardo lustroso. En parte superior desarrollan una caperuza de escamas. Maduran entre los meses de septiembre y noviembre.

    Antiguamente las bellotas eran utilizadas como alimento para el ser humano. Se consumían tostadas o molidas en harina para hacer pan. Hoy se emplean como alimento para animales, especialmente cerdos.

    La madera de roble es amarillenta o parduzca, con los anillos de crecimiento bien marcados. Es muy apreciada por su dureza, solidez y resistencia, incluso en ambientes de extrema humedad.

     Por su gran resistencia a la pudrición fue empleada, entre los siglos XVII y XVIII, en la industria naval. Su resistencia a las vibraciones hizo que, posteriormente, se utilizara en el fabrico de traviesas de ferrocarril.

    En la actualidad se emplea en el fabrico de muebles, parquets, toneles, barricas, barcos y también para producir carbón.

     Los Celtas consideraban que el roble era un árbol sagrado, el altar verde en el que los dioses se manifestaban, por esos le hacían ofrendas y era bajo su copa que se impartía justicia. El nombre “Quercus” proviene del nombre celta del roble “Kaer quez”. Actualmente es el árbol nacional de Alemania y Letonia.






www.facebook.com/huellasdemicha/







Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado