16 de Termidor del Año CCXXIV, día del Malvavisco

jueves 03 agosto 2017

  El Malvavisco, Althaea officinalis, es una planta también conocida con los nombres de bismalva, hierba cañamera o altea.

  Crece en regiones muy cálidas de Europa, Asia y África, siendo cultivada desde la antigüedad por sus propiedades medicinales.

                               

  La planta presenta tallos erectos, poco ramificados, ligeramente pubescentes y blanquecinos, que pueden llegar a alcanzar hasta 150 cm de altura. Desarrolla una raíz gruesa, rica en almidón y de sabor dulzón.

  Las hojas son grandes, con cerca de 10 cm de longitud y 7 cm de ancho, tienen forma romboidal y la nervadura bien marcada. Se encuentran recubiertas por unos pelillos cortos y blancos que les confieren un aspecto empolvado.

  El malvavisco florece entre los meses de junio y agosto. Las flores son solitarias, de color blanco, rosado y, en algunas ocasiones, púrpura.

  Las hojas pueden ser consumidas cocinadas o utilizadas para preparar infusiones.

  La infusión de sus hojas y flores se usa como expectorante y diurético, bien como para aliviar uretritis, cálculos renales y lavar heridas o quemaduras ya que posee propiedades ligeramente antisépticas, analgésicas y antiinflamatorias.

  De las raíces se obtienen fibras que, ocasionalmente, han sido empleadas para la fabricación de papel.

                              

  Las raíces se emplean para tratar problemas digestivos, inflamaciones bucales y como laxantes.

  Tradicionalmente se usaba la raíz de Malvavisco en polvo para hacer las golosinas que conocemos como nubes, esponjitas o masmelos (marshmallows). Actualmente la mayoría de esas gominolas es fabricada a partir de gelatinas, obtenidas de pieles y huesos de animales.






www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado