21 de Mesidor del Año CCXXIV, día de la Menta

domingo 09 julio 2017

   La Menta o Menta Poleo, Mentha pulegium, es una planta perenne que crece, de forma natural, en zonas cálidas de Europa, Asia y África. Se desarrolla mejor en matorrales, claros de bosque y en terrenos húmedos, cerca de arroyos, ríos, lagos o charcas.

                      

   Es una planta de tallos rectos, ramificados y de sección cuadrangular, que pueden medir entre 10 a 40 cm de altura. Las hojas tienen forma elíptica, son lanceoladas, opuestas y algo dentadas, presentando un color verde oscuro.

   La floración se produce entre los meses de mayo y noviembre. Las flores son muy pequeñas, de color blanco, rosado o violáceo y crecen agrupadas en densas inflorescencias globosas.

   Normalmente las hojas de menta se emplean para preparar infusiones o para aromatizar diferentes plantos, como sopas, guisos o ensaladas.

                      

   Posee propiedades carminativas, relajantes, emenagogas, expectorantes, antitusivas, vermífugas, antisépticas y antiespasmódicas. No obstante su consumo excesivo produce un efecto altamente hepatotóxico, siendo más acentuado en personas que sufren enfermedades de hígado. Además, el aceite esencial de menta, en cantidades elevadas, tiene propiedades abortivas.

   El nombre “Mentha” proviene del latín “mintha”, que a su vez deriva de Mente, la ninfa griega, amante de Plutón, que fue transformada en planta.

   El término “pulegium”, tiene origen la designación latina de pulga, “pulex”, ya que era habitual quemar menta en los hogares como forma de repeler estos insectos.





www.facebook,com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado