21 de Pradial del Año CCXXIV, día del Aciano

viernes 09 junio 2017

    El Aciano, Centaurea cyanus, es una planta herbácea nativa de Europa.

   Crece en zonas secas y abiertas, sobre todo en campos de cereales, pero también en herbazales, bosques y bordes de caminos. Ocasionalmente puede ser cultivada como planta ornamental.

                        

   La planta desarrolla una raíz axial a partir de la cual crecen los tallos rígidos, erectos, ramificados, vellosos y que llegan a alcanzar entre 20 a 80 cm de altura. Las hojas, con o sin lóbulos agudos, son lineares y se disponen de forma alterna en el tallo.

   El aciano florece entre los meses de mayo y septiembre. Las flores crecen reunidas en inflorescencias, dispuestas radialmente sobre el receptáculo y provistas de un involucro ovoide globoso, con cerca de 13 cm de diámetro. Las internas son hermafroditas y presentan un color azul violáceo, mientras que las externas son estériles y de color azul intenso.

                        

    Durante varios siglos fue utilizada como planta medicinal por sus propiedades antibacterianas, fungicidas, estimulantes, tónicas, aperitivas, diuréticas, antisépticas, antipiréticas y antiinflamatorias.

   El “agua de aciano”, resultante de la cocción de la planta en agua, era empleada en el tratamiento de todo tipo de enfermedades oculares, reumatismo, gripe, refriado, dermatitis, eczemas, fiebre, diarrea, vaginitis, seborrea y hepatitis.

   Actualmente se sigue usando en la industria cosmética, en la elaboración de lociones desmaquillantes y de champús.

   El nombre “Centaurea” proviene de la palabra griega “kentauros”, centauros, personajes mitológicos que conocían las propiedades de las plantas medicinales. El término latino “cyanus” significa “de color azul”.




www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado