26 de Mesidor del Año CCXXIV, día de la Salvia

viernes 14 julio 2017

    La Salvia, Salvia officinalis, es una planta herbácea perenne, originaria de la zona mediterránea, cultivada con fines ornamentales, medicinales y gastronómicos.

                  

    Nace de forma natural en zonas rocosas, en herbazales secos, en suelos bien drenados y con poca materia orgánica. Soporta bien la sombra, pero se desarrolla mejor a pleno sol.

   La planta crece formando un pequeño arbusto de tallos erguidos y pubescentes, con cerca de 60 cm. Las hojas son elípticas u ovaladas, muy aromáticas y con la nervadura bien marcada. Son aterciopeladas en ambas caras y de color verde grisáceo.

    La salvia florece entre finales de primavera y mediados de verano. Las flores son de color blanco o blanco violáceo y crecen agrupadas en espigas terminales.

            

   Se usa desde la antigüedad con fines medicinales por su propiedades anestésicas, diuréticas, hemostáticas, emenagogas, tónicas, estimulantes, antisépticas, antiespasmódicas y carminativas.

    La esencia de salvia se emplea en la elaboración de pastas de dientes o de cosméticos bioactivantes.

    Gastronómicamente es una planta muy apreciada para aromatizar diferentes platos y también en la preparación de conservas, mermeladas y licores. Las hojas se usan frecuentemente para preparar infusiones.

   El nombre “Salvia” proviene del término latino “salvare”, que significa “curar”, haciendo referencia a las múltiples propiedades curativas de la planta.





www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado