Agama, el lagarto Spiderman

lunes 20 febrero 2017

     El agama común o lagarto de fuego, Agama agama, es un reptil nativo del África subsahariana, que destaca por los colores vivos del macho.

                            

     Tienen el cuerpo recubierto de escamas aquilladas, una cabeza grande de forma triangular, patas y cola largas. El macho puede alcanzar una longitud máxima de 25 cm, mientras que las hembras miden un máximo de 20 cm. Los machos son adultos sexualmente a partir de los 14 meses y las hembras a partir de los 2 años.

    El cuerpo de los lagartos agama es de color marrón en la parte dorsal y en las extremidades, siendo la parte ventral más clara. Los machos subordinados, las hembras y los individuos jóvenes pueden presentar una tonalidad verdosa en la cabeza y en la punta de la cola.

   Los machos, tanto durante la temporada de apareamiento, como durante las luchas con otros machos, exhiben una coloración azul en el cuerpo y amarilla, anaranjada o roja en la cabeza.

   Son bastante territoriales . Durante las peleas los machos exhiben sus colores como advertencia para su oponente. También como advertencia emiten sonidos y realizan movimientos con la cabeza que transmiten a los demás lagartos su estado de ánimo.

    Las luchas entre los lagartos agama son violentas. Cada macho intentar golpear la cabeza del adversario con la cola. Estos golpes pueden ser muy fuertes, siendo frecuente que algunos machos acaben con hematomas o con la mandíbula rota.

     Además de un macho dominante por grupo, es habitual que exista una hembra en una posición jerárquica superior, que permanece cerca del macho dominante, manteniendo a las demás hembras alejadas.

     La época de reproducción coincide con la temporada de las lluvias. La hembra pone los huevos en un agujero en el suelo, que ella misma ha excavado con su hocico y sus uñas. Los agujeros suelen tener hasta 5 cm de profundidad y la hembra los sitúa en suelos arenosos y húmedos, cubiertos de vegetación, pero de forma a que sobre ellos incida directamente la luz solar. La temperatura determina el sexo de las crías.

                          

     Las puestas suelen ser de 5 a 8 huevos y el periodo de incubación dura entre 8 a 10 semanas. Durante los primeros meses las crías viven en solitario, uniéndose después al grupo.

     Los lagartos agama son reptiles diurnos, permaneciendo largos períodos de tiempo tomando el sol sobre las rocas, pero pasan las horas más calurosas del día y las frías noches refugiados en sus madrigueras.

     Son esencialmente insectívoros, alimentándose principalmente de grillos, escarabajos y termitas, aunque pueden complementar su dieta con pequeños mamíferos, otros reptiles, flores, hierbas y frutas.

     Para capturar las presas usan la lengua que tiene la punta cubierta por glándulas mucosas que les ayudan a adherirla a los insectos.

                          

    En los últimos tiempos la demanda de lagartos agama como mascota se ha disparado, principalmente entre los fans de Spiderman, ya que sus colores son semejantes a los del superhéroe de Marvel.

     Pueden llegar a ser buenas mascotas, siendo relativamente dóciles, siempre y cuando el con el  contacto con el ser humano sea frecuente y positivo. Requieren un equipo especializado para reproducir su hábitat natural, así como una dieta adecuada y equilibrada.






www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado