Fëdor Mihajlovič Dostoevskij: 11nov.1821 - 09fev.1881

viernes 11 noviembre 2016

  El novelista ruso, Fëdor Mihajlovič Dostoevskij, conocido como Fiódor Dostoievski (11 de noviembre de 1821 – 9 febrero de 1881) está considerado como uno de los grandes escritores de la literatura universal. Su obra literaria explora la psicología humana en el contexto social, político y espiritual de la sociedad del siglo XIX.

                           

   Dostoievski nació en Moscú, era el segundo de siete hermanos, hijos de María Fiódorovna y Mijaíl Dostoievski. Su padre, médico en el Hospital Mariinski de Moscú, era un hombre de carácter autoritario, despótico y brutal.

    A los 11 años su familia se muda a Darovóye, en Tula, donde el padre había comprado una finca.

    En 1837 su madre muere prematuramente a causa de la tuberculosis. Al quedar viudo, el padre se hundió en una profunda depresión y en el alcoholismo. Ese mismo año Dostoievski es enviado, junto a su hermano Mijaíl, a la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo, donde empezó a interesarse por la literatura, a través de las obras de Shakespeare, Pascal y Vitor Hugo.

     Dos años después, en 1839, reciben la noticia de la muerte de su padre. Según una de las versiones, tras uno de sus arranques de violencia provocados por su adicción al alcohol, sus siervos lo inmovilizaron y lo obligaron a beber vodka hasta morir. Según otra versión, la muerte se produjo por causas naturales y la historia de la rebelión fue inventada por un vecino para comprar los terrenos por un precio más bajo.

    El fallecimiento de su padre marcó profundamente a Dostoievski, ya que se sintió en parte culpable por haber deseado su muerte en varias ocasiones.

   En 1841 fue ascendido a alférez ingeniero de campo y escribió dos obras teatrales “María Estuardo” y “Borís Godunov”, que no se han conservado.

   Durante los años en los que frecuentó la Escuela de Ingenieros (1838-1843) empezaron sus episodios epilépticos, aunque solo sería diagnosticado en 1863, cuando viajó al extranjero para consultar a varios especialistas europeos.

   Dostoievski supo incorporar su enfermedad en sus obras, en personajes que también padecían epilepsia, como por ejemplo Murin y Ordínova (La patrona, 1847), Nelly (Humillados y ofendidos, 1861), Myshkin (El idiota, 1868), Kiríllov (Los demonios, 1872) y Smerdiakov (Los hermanos Karamázov, 1980)

  Dostoievski terminó sus estudios de ingeniería en 1843, con el grado de subteniente, incorporándose a la Dirección General de Ingenieros en San Petersburgo. En esta época empezó su adicción al juego, que le acarrearía varias deudas a lo largo de su vida.

   En 1844, para saldar una de esas deudas, por el valor de 300 rublos, hizo la traducción de “Eugenia Grandet” de Honoré de Balzac. Esta traducción despertó su vocación literaria, por lo que al finalizarla pidió una excedencia en el ejército para dedicarse por completo a la literatura. En 1845 empezó a escribir la novela “Pobres gentes”, publicada en 1846. El libro recibió el reconocimiento del crítico Belinski y fue todo un éxito. A los 24 años Dostoievski se había convertido en una celebridad literaria.

   Sin embargo este éxito fue efímero. Sus siguiente novelas “El doble” (1846), “Noches blancas” (1848) y “Niétochka Nezvánova” (1849) no tuvieron el éxito que esperaba, recibiendo innúmeras críticas negativas. El autor cayó en el olvido y se sumió en la depresión. Fue entonces cuando empezó a entrar en contacto con las ideas nihilistas, que buscaban la libertad del hombre.

   En abril de 1849 fue arrestado por formar parte del Círculo Petrasheviski, acusado de conspirar contra la vida del zar Nicolás I. El 16 de noviembre él y otros miembros del Círculo fueron trasladados a la Fortaleza de San Pedro y San Pablo y fueron condenados a muerte. El 22 de diciembre, momentos antes de ser fusilado, la condenada a muerte de Dostoievski fue conmutada por cinco años de trabajos forzados en Siberia. Su epilepsia le evitaron el destierro de por vida.

   En 1854 fue liberado e incorporado, como soldado raso, en el regimiento de tiradores siberianos. Durante cinco años formó parte del Séptimo Batallón, acuartelado en la Fortaleza de Semipalátinsk, en Kazajistán. Allí conoció a María Dimítrievna Isáyeva, esposa de un conocido suyo en Siberia. En 1857, tras haber enviudado, se casaron. Ese mismo año el zar Alejandro II decretó una amnistía de la que se benefició Dostoievski, recuperando sus títulos y obteniendo permiso para publicar sus obras.

  Durante su estancia en Kazajistán, Dostoievski se había convertido al cristianismo, asumiendo una actitud muy crítica con el nihilismo y el movimiento socialista. En sus obras “Los endemoniados” y “Diario de un escritor” critica las ideas socialistas por la creencia de que quienes las pregonaban no conocían al pueblo ruso y consideraba imposible trasladar el sistema socialista europeo a Rusia.

   Dostoievski fue asumiendo progresivamente una postura eslavófila moderada, aunque no consideraba la superioridad racial eslava, si la veía como la integradora y la salvadora de la religiosidad rusa. El escritor como cristiano rechazaba el ateísmo socialista, como tradicionalista rechazaba la destrucción de las instituciones y como pacifista cualquier método violento de cambio social, tanto progresista como reaccionario. Su preocupación por la desigualdad social es notable en sus obras.

   En 1861 fundó, con su hermano Mijaíl, la revista “El Tiempo”, en la que publicó algunas de sus obras antes de ser censurada. Tres años después creó “Época”, publicando varios relatos. En 1864 murió su mujer de tuberculosis y también su hermano Mijaíl.

   En 1867 se casó con su secretaria particular, Anna Gregorievna Snítkina. Tras una breve estadía en Moscú, viéndose acosado por los acreedores, la pareja abandonar Rusia y viajar por Europa. En Ginebra la novela “El idiota”, que sería publicada por “El Mensajero Ruso” en 1868, año en el que nació su primera hija, Sonia, que murió tres meses después. La pareja quedó devastada y Dostoievski cayó nuevamente en una profunda depresión. Por este motivo deciden abandonar Ginebra y viajar por Europa. En 1869 parten pare Dresde, donde nació su segunda hija, Liubov.

   En 1871 terminó de escribir la novela “Los endemoniados”, publicada en 1872. En esta novela el escritor plasma sus inquietudes políticas. Es el relato del asesinato de Shátov, personaje inspirado en el joven estudiante Ivánov, asesinado en una gruta cuando pretendía abandonar el grupo extremista al que pertenecía. Dostoievski y Anna deciden regresar a San Petersburgo. Ocho días después de su llegada a Rusia nació Fiódor.

   La presión de los acreedores se hizo sentir nuevamente y en 1872 se trasladaron a Stáraya Rusa, donde permanecieron hasta 1875, regresando entonces a San Petersburgo. Ese año nació su cuarto hijo, Alekséi.

   Dos años más tardes publicó “Diario de un escritor”, obra que cosechó grandes éxitos y con la que el autor se sentía muy satisfecho. Sin embargo sentía la necesidad de crear algo nuevo, por lo que decidió interrumpir sus colaboraciones con revistas para dedicarse enteramente a escribir su nueva novela. A finales de 1877 murió el poeta Nekrásov, amigo de Dostoievski. A esta pérdida se sumó la muerte de su hijo Alekséi al año siguiente. Ese mismo año regresaron a Stáraya Rusa.

   En 1880 Dostoievski publicó la que consideró su obra maestra, “Los hermanos Karamároz”. Con esta novela logró incluso el respeto de varios de sus enemigos literarios. No obstante la novela nunca fue terminada. El escritor la había concebido en dos partes, en la que la segunda transcurriría trece años después de la primera. Pero esa segunda parte nunca llegó a escribirse.

  Durante la inauguración del Monumento a Aleksandr Pushkin, en Moscú, Dostoievski pronunció un discurso que se tornaría célebre, sobre el destino de Rusia en el mundo.

   El 9 de febrero de 1881 el escritor murió en su casa de San Petersburgo de una hemorragia pulmonar, asociada a un enfisema y a un ataque epiléptico.

   Fue enterrado en el cementerio de Tijvin, en el Monasterio de Alexander Nevski, en San Petersburgo. En su lápida puede leerse un versículo del Evangelio de San Juan, que el autori usó como epígrafe de su última novela “Los hermanos Karamároz”: “En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo cae en la tierra no muere, queda sola, pero si muere produce mucho fruto”.




www.facebook.com/Huellas-de-Micha-544911275700207






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado