Fenecos, pequeños zorros del desierto

jueves 16 febrero 2017

     El Feneco o Fénec, Vulpes zerda, es el zorro más pequeño del mundo y vive en el desierto del Sáhara y en la península del Sinaí. El nombre “feneco” proviene del árabe y significa “zorro”.

                              

     Estos mamíferos son animales nocturnos. Durante el día se resguardan del intenso calor en sus madrigueras, que excavan en la arena, en zonas abiertas o zonas protegidas por la vegetación. Las madrigueras suelen tener varias entradas y hasta 10 m de profundidad. Pueden estar interconectadas con las de otros fenecos. Las hembras comparten la madriguera con sus crías, 2 a 5 en cada camada, mientras que los machos son solitarios, aunque puedan ayudar a la hembra durante el período de gestación y lactancia. Estos animales se emparejan de por vida y defienden su territorio.

    El cuerpo de los fenecos mide cerca de 41 cm de largo, al que hay que añadir la cola larga y lanosa de 20 a 30 cm. Pesan entre 1 a 2 kg y, en estado salvaje, suelen vivir entre 10 a 12 años.

    Anatómicamente están perfectamente adaptados a su hábitat, tienen el cuerpo cubierto por un pelaje de color arena, más claro y ralo en el vientre y la cara, que les ayuda a reflejar la intensa radiación diurna y les permite mantener el calor corporal durante la noche. La cola lanosa les sirve de abrigo durante la noche. Las almohadillas plantares son peludas para evitar las abrasiones con la arena caliente. Las orejas, de 10 a 15 cm, les ayudan en la ventilación y refrigeración de la sangre, permitiéndoles soportar las elevadas temperaturas y el clima extremo del desierto. Su fisiología les permite vivir en condiciones extremas y de escasez de agua.

   Los fenecos son omnívoros, se alimentan de insectos, reptiles, roedores y aves. Normalmente complementan su alimentación con dátiles, bayas, moras u otros frutos que encuentran en los oasis. Tiene el sentido de la audición tan desarrollando que pueden incluso escuchar el ruido que de sus presas en las madrigueras.

    Tienen una gran capacidad de salto. Son capaces de saltar hasta 60 cm de altura y 120 cm de longitud. Esta capacidad les ayuda a cazar y a huir de los depredadores.

                                     

    Los fenecos son animales afables, cariños y fáciles de domesticar. Se habitúan fácilmente a vivir con los humanos, pero no sobreviven mucho tiempo fuera de su hábitat natural. Por este motivo y por ser una especie rara es ilegal tenerlos como mascotas.





www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado