La "Welwitschia mirabilis", un fósil viviente

martes 15 noviembre 2016

    La Welwitschia mirabilis es una planta endémica del desierto de Namib, que crece en Angola y Namibia, en regiones de pocas precipitaciones durante varios años y a cerca de 80 km de la costa, en zonas donde hay neblina.

                          

   La especie fue descubierta en 1859 por el botánico austríaco Friedrich Welwitsch y actualmente está considerada como una especie fósil viviente, ya que puede llegar a vivir cerca de 2000 años.

    La welwitschia posee un tronco corto y grueso, dividido en dos partes con hojas en forma de cinta. Estas hojas crecen durante toda la vida de la planta, aunque nunca superan los 15 m. Aun así son las hojas más largas del reino vegetal.

    La superficie de las hojas cubre la planta, permitiéndole vivir con temperaturas de hasta 65º C, manteniendo frío y húmedo el suelo donde crece. En las hojas desarrolla unas peculiares estructuras, que aprovechan el rocío nocturno del desierto y la niebla para hidratarse, condensando el agua.

    Con los años el tronco se expande, formando un disco cóncavo de cerca de 1 m, del que brota sistemas ramificados en forma de conos rojos que se elevan sobre las hojas, agrupados en 2 o 3 brotes y que contienen el polen y las semillas.

   La welwitschia es un símbolo nacional de Namibia, siendo el Orden de la Antiquísima Welwitschia mirabilis la más alta condecoración otorgada en este país.

    En Angola es conocida como tombwa, existiendo incluso una ciudad con el mismo nombre.

   La planta fue designada Welwitschia mirabilis en honor a su descubridor, Friedrich Welwitsch. El término latino “mirabilis” significa “maravilloso, extraordinario”.

     Actualmente la Welwitschia mirabilis es una especie en peligro de extinción.





www.facebook.com/Huellas-de-Micha-544911275700207






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado