Las tres nacionalidades de Marie Curie

sábado 29 abril 2017

  Maria Salomea Skłodowska-Curie, más conocida como Marie Curie, es la figura femenina de referencia en el mundo de las ciencias, siendo pionera en el estudio de la radiactividad.

   Marie Curie fue la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en La Sorbona, la Universidad de París, la primera mujer a la que se le concedió un Premio Nobel y también la primera persona galardonada en dos ocasiones con el Premio Nobel.

   Desde 1795 los territorios que hoy conforman Polonia se repartían entre Rusia, Prusia y Austria. Maria Salomea Skłodowska nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia, que formaba parte del Imperio Ruso, por lo que la nacionalidad que le correspondía por nacimiento era la rusa.

  El sueño de Maria era estudiar en París, en La Sorbona, sueño que logró realizar en 1891, año en el que se matriculó en esa universidad para estudiar física, química y matemáticas. Al llegar a Francia cambió su nombre por Marie.

   En 1893 se licenció en física, empezó a trabajar en el laboratorio industrial del profesor Lippmann, mientras proseguía sus estudios en la universidad, obteniendo un segundo título en 1894.

   En abril de ese mismo año conoció a Pierre Curie, profesor de la Escuela Superior de Física y de Química Industriales de París, y Marie empezó a trabajar en su laboratorio. El interés mutuo por las ciencias y el trabajo conjunto hicieron que entre ellos se desarrollara una fuerte amistad, hasta el punto de que Pierre le propuso matrimonio. Al principio Marie lo rechazó, ya que quería regresar a Polonia y seguir allí su trabajo.

   En el verano de 1894 Marie regresó a Varsovia para visitar a su familia, continuando sus trabajos y esperando conseguir un puesto académico relacionado con el ámbito de sus estudios en Polonia. No obstante la Universidad de Cracovia le negó la entrada por ser mujer.

    Pierre le escribió para convencerla a regresar a París y a seguir sus estudios para obtener el doctorado. No solo logró convencerla a regresar, como también logró que aceptara casarse con él. La boda de celebró el 26 de julio de 1895. Marie adoptó el apellido de su marido y su consiguió la segunda nacionalidad, la francesa.

    En 1903 la Real Academia de las Ciencias de Suecia le otorgó, junto a Pierre Curie y a Henri Becquerel, el premio Nobel de Física, por las investigaciones conjuntas sobre los fenómenos de radiación. Inicialmente el comité tenía pensado galardonar solamente a Pierre y Henri, pero Pierre, avisado de que pretendían excluir a Marie simplemente por ser mujer, amenazó con rechazar el premio si no se reconocía también el trabajo que ella había llevado a cabo. Finalmente la incluyeron en la nominación.

   Tres años después, el 19 de abril de 1906, Pierre murió atropellado por un coche de caballos.

   Tras la muerte de su marido, Marie continuó con sus trabajos de investigación. En 1911 le fue concedido el premio Nobel de Química, esta vez en solitario, por el descubrimiento del radio y del polonio, por el aislamiento del radio y por el estudio de sus propiedades.

   En 1914 Marie fundó, con el apoyo del gobierno francés, el Instituto del Radio, en el que se realizaron investigaciones en el ámbito de la química, física y medicina.

   Durante la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918) ante la imposibilidad de prestar ayuda en Polonia, Marie se volvó en la ayuda a las tropas francesas. Los hospitales de campaña no disponían ni de personal cualificado, ni de máquinas de rayos X apropiadas, por lo que Marie propuso el uso de la radiografía móvil para ayudar a los cirujanos de las líneas del frente. Hizo estudios de radiología y anatomía y desarrolló unidades móviles de radiografia, las “ambulancias radiológicas”, que serían conocidas como las “petit Curie”. Marie se convirtió en la directora del Servicio de Radiología de la Cruz Roja francesa durante la Primera Guerra Mundial.

   Al finalizar el conflicto bélico, en 1918, Polonia recobró su independencia y se estableció la Segunda República Polaca, concediéndole a Marie su tercera nacionalidad, la polaca.

                           

    El 4 de julio de 1934, a los 66 años de edad, Marie Curie murió en un sanatorio en Passy, Francia, a causa de una anemia aplásica, enfermedad probablemente relacionada con la larga exposición a las radiaciones durante sus trabajos de investigación. Los efectos nocivos de las radiaciones eran, por aquel entonces, desconocidos y los experimentos se realizaban sin las medidas de seguridad usadas a día de hoy.

    Marie fue enterrada junto a su marido, en el cementerio de Sceaux, cerca de París. En 1995 sus restos, así como los de Pierre, fueron trasladados al Panteón de París.




www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado