Mary Anderson, la inventora del limpiaprabrisas

miércoles 26 abril 2017

   De acuerdo con el diccionario de la RAE un limpiaparabrisas es un “mecanismo que, moviéndose de un lado a otro, aparta la lluvia o la nieve que cae sobre los parabrisas, la luneta trasera o los faros de un vehículo”.

                      

     A principios del siglo XX la industria automóvil daba sus primeros pasos, en una sociedad en la que la mujer no tenía ni voz, ni voto. El sector automovilístico no era excepción, siendo incluso a día de hoy, un sector tendencialmente masculino o asociado al hombre.

    Pero en aquellos primeros años del siglo XX una mujer tuvo un papel fundamental en la historia del mundo automóvil, ya que fue una mujer la inventora del limpiaparabrisas.

    La estadounidense Mary Anderson nació en 1866 en Alabama. En el invierno de 1903 viajó a Nueva York. En los diferentes recorridos que hizo por la ciudad en tranvía, verificó los conductores bajaban constantemente para limpiar el parabrisas, a causa de la lluvia o de la nieve. Esta situación le pareció ridícula ya que era un trastorno tanto para el conductor, como para los pasajeros y contradecía el concepto del automóvil, pensado para brindar comodidad a quien lo adquiría.

    Empezó entonces a idear en un dispositivo que solucionase ese problema, elaborando varios diseños y diagramas.

    El primer modelo que patentó era un diseño simple, sin brazo, que consistía en una palanca en el interior del vehículo que movía una cuchilla con una lámina de hule en el exterior del parabrisas, con un resorte que permitía el regreso a su posición inicial.

    Mary fue mejorando su modelo, hasta que desarrolló un sistema de brazo giratorio con una lámina de goma en su cuchilla y una conexión que permitía accionarlo desde el interior del vehículo con una palanca manual. El limpiaparabrisas ideado por Mary Anderson estaba formado por un único brazo, sostenido en la parte superior y central del cristal.

   Ella misma probó, con éxito, el nuevo mecanismo en un tranvía, pero no lo patentó de inmediato ya que contaba con la opinión contraria de los "especialistas" de la industria automóvil, que llegaron a afirmar que el limpiaparabrisas “distraería con facilidad a los conductores y que provocaría accidentes”. Pero finalmente se decidió a patentarlo, en 1904, no obstante la patente no sería publicada hasta 1905, con el nombre de “Brazo giratorio para despejar el parabrisas”.

   Aunque ya existían dispositivos similares patentados, el modelo de Mary Anderson fue el primero que funcionó adecuadamente y que podía ser replicado a bajo coste para la producción en serie.

   Henry Ford fue el primero en utilizar el invento de Mary Anderson, inicialmente en los Ford T y a partir de 1908 todos los modelos de Ford llevaban incluido este dispositivo. A partir de 1913 el limpiaparabrisas, rediseñado por las propias empresas fabricantes, se convirtió en un equipamiento común en los automóviles.

    Mary Anderson murió en 1953, a los 87 años, en Alabama.

 

  



www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado