¿Qué hacen los cuatro músicos de Bremen, Alemania, en Riga, Letonia?

jueves 02 febrero 2017

   Los músicos de Bremen (Die Bremer Stadmusikanten), es un cuento de los hermanos Grimm protagonizado por cuatro animales: un burro; un perro; un gato y un gallo.

    Los cuatro animales vivían, cada uno con su respectivo dueño, en Dibbersen, un poblado cerca de Bremen, Alemania. Después de una vida de trabajo y malos tratos, los dueños decidieron sacrificarlos porque, al ser viejos, ya no los consideraban útiles, ocasionando apenas gastos.

     Afortunadamente cada uno de los animales pudo escapar de su dueño y, curiosamente, todos tomaran el camino a Bremen, una ciudad abierta al mundo, conocida por la buena acogida prestada a los extranjeros, la ciudad de la libertad.

                           

    En el camino los cuatro se encuentraron y prosiguieron su viaje a Bremen todos juntos. Al anochecer encuentraron una casucha en la que estaban pasando la noche unos bandidos. Para asustarlos, de forma a hacerlos huir y poder ocupar ellos la casa, los cuatro animales decidieron formar con sus cuerpos una figura horripilante. Para ello el perro se subió a la espalda del burro, el gato a la del perro y el gallo a la del gato. Así equilibrados empiezaron a rebuznar, ladrar, maullar y cacarear en unísono. Al escuchar una “música” tan atroz y al ver la horrible figura, los ladrones huyeron aterrorizados.

    Cuando la casa quedó libre, los cuatro animales se adueñaron de ella y quedaron a vivir allí, felices, hasta el final de sus días.

 


    
Este cuento era tan popular en Bremen que la ciudad decidió prestarle homenaje, adquiriendo una escultura en bronce, de 2 m de altura, de los cuatro animales, que el escultor y pintor alemán Gehard Marcks había realizado para una exposición. La estatua, inaugurada en 1953, se encuentran en la Marktplatz (Plaza del Mercado), junto la fachada oeste del Rathaus (Ayuntamiento) de esta ciudad alemana.

      Con excepción del burro, que se encuentra en la parte inferior de la escultura, los otros tres animales fueron realizados a tamaño natural. Al visitar la estatua manda la tradición sujetar las patas delanteras del burro y pedir un deseo. Por este motivo estas partes de la escultura se encuentran descoloridas y más brillantes.



  


     
Pero, ¿qué hacen los cuatro músicos de Bremen en Riga?


    
En la capital de Letonia, Riga, también existe un monumento a los Músicos de Bremen (Brēmenes muzikanti).


   
Riga fue fundada en 1201 por Albrecht von Buxthoven, un obispo procedente de Bremen. En 1202 von Buxthoven fundó la orden militar de los Fratres militiae Chisti, orden que sería decisiva en las Cruzadas del Norte para la cristianización de los pueblos del Báltico oriental.

     La escultura, obra de la artista alemana Christa Baumgärtel, fue un regalo de la ciudad de Bremen a Riga, en 1990, como muestra de las buenas relaciones entre estas dos ciudades hermanadas. Desde entonces el monumento se encuentra en el Vecrīga, núcleo medieval de Riga, junto a la iglesia de San Pedro.

    En Riga la tradición dice que hay que frotar el hocico del burro mientras se pide un deseo y éste se cumplirá.










www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado