Santuario de Ise, reconstruido cada 20 años desde el año 690

martes 21 febrero 2017

     El Santuario de Ise o Ise-Jingū es el santuario sintoísta más importante de Japón, en el Parque Nacional de Ise-Shime, en la ciudad de Ise, provincia de Mie.

    El santuario está dedicado a Amaterasu, diosa del sol y protectora del pueblo japonés, a la que se considera la antepasada de la Familia Real Nipona. En tiempos remotos la Saiô o suma-sacerdotisa del templo era siempre una mujer soltera perteneciente a la familia real. A día de hoy el cargo de sumo-sacerdote sigue siendo ocupado por un miembro de dicha familia real.

                   

     Es una de las construcciones más antiguas e importantes que se conservan en Japón. Su estilo arquitectónico, denominado Shinmeizukuri, es único por ser anterior a la entrada de las influencias chinas y budistas en la cultura japonesa.

     Ise-Jingū es en realidad un conjunto de más de 100 templos menores, que se dividen en dos santuarios: El Santuario Exterior o Gekū y el Santuario Interior o Naikū, cada uno rodeado por 4 vallas de madera.

     El Santuario Interior, Naikū, situado junto a la ciudad de Uji, está dedicado a Amaterasu, la diosa del sol. Fue fundado en el siglo 4 a.C. por Yamatohime, la hija del Emperador Suinin.

     Según cuenta la leyenda el Emperador le pidió a su hija que encontrara un lugar adecuado para realizar el culto y las ofrendas a Amaterasu. Yamatohime recorrió Japón durante 20 años hasta que llegó a Ise. Estando allí escuchó como la voz de la diosa le decía que aquel era el lugar en el que deseaba ser adorada.

    Como reconocimiento a su fundadora existe un santuario, situado entre Naikū y Gekū que le está dedicado, el Yamatohime-no-Miya.

     En el interior del Naikū existen diversas estructuras, por ejemplo:

  - Puente Uji: puente de madera de 100m sobre el río Isuzu, representa el pasaje del mundo profano al mundo sagrado y constituye la entrada al Naikū;

  - Temizusha: fuente de ablución, en la que los fieles se purifican con su agua antes de entrar en el recinto sagrado;

  - Saikan: edificio donde los monjes deben pasar una o dos noches para purificarse y liberarse de las purificaciones antes de participar en los rituales;

    - Anzaisho: edificio que tiene la misma finalidad que el Saikan pero que está reservado al emperador y a sus emisarios;

    - Kaguraden: edificio para la oración y las ofrendas;

  - Aramatsuri-no-miya: santuario independiente dedicado al espíritu aramitama de Amaterasu. El espíritu de Amaterasu tiene dos aspectos, uno pacifico, denominado nigimitama y otro más enérgico y violento, denominado aramitama;

  - Kotajingu o Santuario Principal: es el lugar más sagrado de todo el Santuario de Ise, en el que se encuentra el espíritu nigimitama de Amaterasu. Aquí se conserva el “Espejo Sagrado” (Yata no kagami), uno de los tres tesoros imperiales de Japón, que según la leyenda fueron ofrecidos por Amaterasu al primer emperador de nipón. Los fieles consideran que se trata de la habitación física de la diosa.
                 

     El Santuario Exterior, Gekū, se sitúa cerca de la ciudad de Yamada y está dedicado a Toyouke-Ōmikami, diosa de la agricultura y de las cosechas, siendo la deidad guardiana de la comida, la ropa y otros bienes de Amaterasu.

     Fue fundado hace 1500 años por Yuryaku, 21º Emperador de Japón. Según la leyenda, Amaterasu se le apareció en sueños diciéndolo que no lograba alimentarse convenientemente por lo que le pidió que le trajera a Toyouke desde Tanba (al norte de Kioto) para que le proporcionase alimento.

     Desde su fundación en el Santuario Exterior se realiza dos veces al día la ceremonia de ofrenda de comida sagrada a Amaterasu, en el Mikeden o comedor.

                

     Los Santuarios Naikū y Gekū están situados a una distancia de cerca de 6 km el uno de otro, estando conectados por una vía procesional.

    Los edificios del Santuario de Ise están construidos casi totalmente en madera. Para mantener el santuario en buen estado, mantener todos sus detalles y preservar escrupulosamente su arquitectura se procede a la reconstrucción, cada 20 años, tanto del santuario, como del puente de Uji. La ceremonia de reconstrucción es conocida como Shikinen Sengu y lleva siendo realizado desde el año 690. La 62ª reconstrucción tuvo lugar en el año 2013.

   La ceremonia de Shikinen sengur, además de permitir la transmisión de generación en generación de las antiguas técnicas de construcción, está relacionada con la creencia sintoísta de que, de forma periódica, se produce de  la muerte y renovación del Universo.





www.facebook.com/huellasdemicha/






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado